miércoles, 1 de julio de 2015

La ley de Murphy

Regresa el pasajero sin pasaporte. (Suenan campanas).
Llega ese momento en el que se cruzan las miradas. Tensión. ¿Resuelta? Tal vez. 
Son miradas furiosas,  de esas que acosan y son celosas.
Son miradas entrelazadas, desesperadas y bombardeadas sin munición malintencionada.
Son instantes de excitación, de exaltación. 
La piel deja pruebas; me erizo, el cuerpo flaquea; tiemblan mis piernas. Y la boca balbucea sutilmente lo que la mente prohíbe. Son palabras suaves que vuelan entre las miradas y los oídos.
Pero algunas cruzan los excesos, y el corazón lucha contra la debilidad.
La carne es la conexión directa entre el "deber y el querer". La piel deja testigos. La noche se detiene.
El segundo se vuelve mágico, trágico, y didáctico. Aprendemos lecciones de frenesí.
Es veneno lo que hay en tus besos, pero tu boca me convoca. Me traiciona, me menciona. 
Me castiga sino reacciono. ¡Castígame!
Me convence sino procedo. ¡Convénceme!
E, inesperadamente, pierdo el sentido. La lujuria se hace mía. Rompemos la barrera del sonido.
Pero los besos no dejan los versos aislados. Las palabras retumban en mi cabeza: "si algo tiene que suceder, sucederá", llamémoslo destino y de apellido, Murphy. 
Ésta, y su ley me hacen bailar, gritar y viajar. Éxtasis.
Las palabras se desvanecen, las miradas se hacen una y los labios se fusionan. 
El deseo se apodera del pasajero y de la turista. Van en primera clase.
Cuerpo a cuerpo, viaje espacial, vuelo directo. La desnudez es la escala entre tu origen y mi destino.
Sin embargo, saben que sus rumbos llevan sendas distintas. La travesía debe seguir su trayectoria, y los obstáculos son sujetos inexistentes.  
Se desvían, cada uno sigue su camino. Pero su sabor sigue en los labios de ella. Es recíproco. Y desean más (y más).
Quién sabe si las circunstancias de la vida, los aeropuertos y las anarquías inoportunas volverán a hacerles bailar uniéndose en uno. Quién sabrá.




- Rayden, mi ispiración - "Matemática de la carne" -



No hay comentarios:

Publicar un comentario