lunes, 29 de junio de 2015

Algo así como Verano, ¿no?

Me encanta sentarme en el balcón en plena madrugada, que mis pies noten el contraste entre el calor del edredón y el frío del suelo. Y adoro la reacción de mi cuerpo al erizarse al momento.
Me encanta observar el cielo oscuro, buscando alguna que otra estrella y, encontrar inesperadamente la constelación más extraña del mundo. Y adoro esa Vía Láctea que me hace sonreír tontamente.
Me encanta respirar hondo mientras vivo este momento, y no sentirme ahogada, sino aliviada, en casa. Y adoro el olor de la salitre que envuelve mi querida isla.
Me encanta cerrar los ojos durante unos segundos y dejar que todos mis sentidos se reproduzcan conjuntamente. Y adoro esa sensación de libertad.
Me encanta  escuchar el silencio de esas noches, en las que sólo suena el oleaje, las mareas y los ruidos de las criaturas de la noche. Y adoro sentirme una criatura más.

Es algo así como un olor a verano, ¿no?

Me encanta acostarme sin horarios y levantarme sin calendarios. Y adoro el sudor de la cama, indicios del inicio de temporada de nuestros queridos 30ºC.
Me encanta ver el mar nada más despertar, bandera tricolor, pero esperando mi chapuzón. Y adoro ese amarillo "oleaje salvaje", rojo "medusilla" y verde "mar en calma".
Me encanta saborear esa cerveza bien fresquita, Dorada, Reina o Tropical así como yo. Y adoro como se complementa con el rasgueo de una guitarrita.
Me encanta sumergirme en las aguas de este paraíso vestido de blanco, azul y amarillo. Y adoro que esté helada al meter las zarpas.
Me encanta bailar hasta que la noche sea cómplice del amanecer, hasta que los pies se me caigan a trozos. Y adoro las luces de neón sobre mi cabeza, que se mueven al son de mis caderas.

Es algo así como un olor a verano, ¿no?

Me encanta que el mar me quite todos mis males al día siguiente, que mi "mojo picón" me salpique un poco de picardía en el paladar, que mi archipiélago se llene de luz y color con las subidas y bajadas de las vírgenes, que las tradiciones nos envuelvan, que nuestra bandera sea mundialmente reconocida como "el verdadero paraíso" y, que nuestras siete islas brillen con su gran luz propia.

Es algo así como un olor a verano, ¿no?

¿Y sabéis algo? Lo adoro.


ADORO MIS ISLAS CANARIAS.

2 comentarios:

  1. Que guapo blog,así por casualidad me paré y leí un poco antes de comenzar mi dia,jo ya a martes un nuevo septiempre,que tenga un buen día.
    Guapas fotos y manera de escribir Meme.
    Saludos.
    Jose.

    ResponderEliminar