lunes, 4 de mayo de 2015

Let me love you

Gracias por todas esas cosas que no se pueden contar. Gracias por ser mi milagro de cada día, por brindarme tu sonrisa como la mejor curvatura, por llenarme las noches de ternura, y los días de alegría. Por bañarme de virtudes y enjabonarme de nuevas experiencias. Por enseñarme a viajar al lugar mas terrorífico del universo, el corazón, y demostrarme que se puede hallar en él la verdadera felicidad. Gracias por quererme como si no hubiera un mañana, y gracias por haberme querido hasta el último segundo de cada día. Gracias por ser mi otra mitad, y por dejarme compartir los momentos de dicha y desdicha a tu lado. Gracias por aparecer entre las estrellas, surcar su mar en busca de tiburones y sirenas, y encontrarme a mí (perdida, para variar). Gracias por atracar ese barco en mi, dejando huella, y amándome cada día.  Gracias por tus canciones y sus melodías susurradas. Por tus besos robados, por tus "te quiero" más sinceros. Y gracias por ser mi mejor compañero en la mayor aventura: el amor. Espero corresponderte tanto como tu a mi. Simplemente, gracias. 






 Corazón negro grueso


No hay comentarios:

Publicar un comentario