domingo, 8 de febrero de 2015

The changes must be come



Es duro que la única solución sea juntar las manos en forma de oración.
Es duro confiarle tus secretos en forma de lágrimas al "de arriba".
Es difícil que el demonio no nos ayude.
Es difícil que nada se ponga de tu lado.
Es doloroso ver como todo aquello que es importante para ti se esfuma como el aire.
Es doloroso observar como el todo se disuelve y la nada renace.
Es triste que el reloj no avance y el tiempo se te eche encima.
Es triste que el invierno se cubra de blanco, y el verano de colores.
Es extraño que vivamos en la inopia, pero que estemos constantemente atentos al Whatsapp.
Es extraño que hoy por hoy muy pocos sean capaces de fijarse en los valores de una persona, en vez de en su cananillo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario