miércoles, 19 de noviembre de 2014

Receta de la abuela






Receta de la abuela:


Una buena copa de vino. Añejo. 
Un bloc de notas y su respectivo bolígrafo. Bic, para no dejar atrás las malas costumbres.
Un cenicero con forma de taza de café. O té verde.
Y un mechero. Pasando inadvertido.
(Tabaco clandestino entre los versos del diario)

Ingredientes que juntos son revueltos. ¡Con faldas y a lo loco!

¿El postre?
Una escapada al rincón de la azotea para observar y contemplar el precioso atardecer.

¿Acaso no son este tipo de cosas, pequeños placeres de la vida?

Vive el momento exprimiéndolo al máximo. No dudes en hacer lo que quieras, cuando quieras y como quieras. Que no te frenen las fronteras, sólo son márgenes de longitud y latitud. Vuela si es lo que deseas. Llora, ríe, grita bien alto. ¡Qué la vida son dos días!

El mundo continúa, deja huella en el.


No hay comentarios:

Publicar un comentario