martes, 1 de marzo de 2011

Sueña, no hay límites.




Soñando es la única manera de abrir los ojos en una dimensión diferente. Extraña, especial, única, dispensable, desesperante; adentrándose en ese peligro inexistente. Por eso cuando despiertes, sueña que vuelves a soñar en ese extrañable sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario