sábado, 26 de febrero de 2011

Alone.

Sola, sí sola, en aquel desierto sin fin de palabras que únicamenete duelen, hacen sufrir, y destrozan mi manera de pensar las cosas de ambos.
Sola, sí sola, porque ya no piensas en esos momentos de infinita felicidad que juntos compartíamos.
Sola, sí sola, el saber tu querer, el sentirlo, saborearlo, apreciarlo, son muestras que tu ya no aportas, tanto hacia tí, como hacia mí.
Sola, sí sola, es lo que me siento si tú no estás aqui conmigo. Vuelve, regresa a mi, de dónde quiera que estés. Devuélveme la vida que un mal día me robaste. Si regresas llámame, ya te sabes mi número, te esperaré, hasta la muerte pues.

Cada día.

Cada día que pasa, a lo largo de esta larga y traicionera vida, recuerdo los mejores momentos que vivo, tanto con los de siempre como con los nuevos.
Cada día que pasa, procuro levantarme con el pie izquierdo y llegar a lo más alto. Mirando a los límites del cielo, a los escombros de la tierra, a lo ya visto.
Cada día que pasa, la mañana es más corta, la tarde se aproxima, y la noche... llegó. Y en ese preciso momento te centras, piensas, rebobinas, y le das al play. Recordar y revivir momentos es algo duro y frágil, agradable y doloroso, pero también y ante cualquier cosa es difícil de entender a toda persona que no sea si misma. Para mañana una nueva frase; recuerda el pasado, vive el presente e imagína el futuro.

viernes, 25 de febrero de 2011

Sonrisas.

Existen veces en las que con tan sólo una mirada consigues hacer muchas cosas de las cuales no eres consciente. Pero existen otras veces en las que con una sonrisa levantas ojos de alegría, levantas labios del silencio, y consigues que logren salir de ese tenebroso laberinto de palabras retornables sin salida. Ahora más que nunca he de ser consciente que cada una de las personas que logran hacer todas las cosas ya dichas obtengan esa esperada y merecida victoria, ese agradecimiento. ¿Sabes?, creo que las personas más importantes en mi vida son las que cada día me hacen sacar esa sonrisa y esa risia floja tan especial.

lunes, 21 de febrero de 2011

Hey soul sister.

¿Amigas?, eso es poco, ¿Mejores amigas?, eso es insufieciente, ¿Para siempre?, ¡Hey! para el carro, eso mola.
Puede que eso de - "hasta que la muerte nos separe" no sea sólo para los novios.

Las amigas es como la música, cuando te enganchas a una canción no paras de oirla una y otra vez. Las amigas, ¿Cómo decirlo? son como un bonito amanecer, frío pero caluroso, cariñoso pero seco, pero al fin y al cabo son bellos momentos para compartir.¿ Y lo mejor? pues que ellas siempre están ahí, en lo bueno y en lo malo; también hay veces en las que te da miedo hacer cosas, pero ellas, sólo ellas están ahí, para empujarte en el trampolín, para cojerte abajo y para confiarle tu corazón.


lunes, 14 de febrero de 2011

Punto y seguido.

Existen veces en las que las gente se separan de las personas que más quiere en este mundo por el simple hecho de quererlas demasiado. Querer demasiado no es un pecado, es una virtud, por si todavía no lo sabéis.
Pero también existen las veces en las que una simple apuñalada trapera puede hacer olvidar todo los momentos tan perfectos e inolvidables con esas fabulosas personas, de las que por cierto, jamás olvidaría. No obstante, el corazón, fuerte de tanto aguante; se rinde. No puede aguantar más peso. Es demasiado débil a las discusiones. Ambas personas cometen errores, algunas más que otras, pero al final se dan cuenta que dándose un tiempo consiguen recuperarlo todo.Que quede claro que separarse durante un tiempo no quiere decir un "adiós", no, sólo es un "hasta luego cariño".


domingo, 13 de febrero de 2011

¿Amigas?

Cuanto tiempo unidas para que algo que no tiene ni una suma importancia nos separe de esta forma,cuanto tiempo intentando vivir en un mundo de fantasía para que ahora todo se vaya a la mierda, cuanto tiempo creando sueños sobre nuestros futuros, cuanto tiempo queriendote, para esto.


Dicen que la amistad es un juego de dos, no de una. Ojalá las pesadillas sólo existiesen en los sueños

sábado, 12 de febrero de 2011

Mientras duermes.

Todo cambia, el imsomnio me domina, recuerdos insaciables de aquellas épocas en las que todo era reír y disfrutar.
Todo cambia a medida que pasan las horas, mi tiempo se va limitando cada vez más y más, convirtiéndose en una minúscula parte de mi asombrante vida.
Todo cambia, haciéndome sentir diferente, pensando, conversando, mirando, y besando.
Todo cambia.